CONTACTO | MAPA DEL SITIO
 
NOTICIAS DEL SECTOR
Neuquén Patagonia Argentina
Autoridades Provinciales
Subsecretaría de Turismo
Oficinas de Turismo Municipales
Nuestro Territorio
Nuestros Símbolos
División Política
Flora y Fauna
Pasos Fronterizos
alojamiento
libro de visitas
mapas y planos
cuadro de distancias
 

NUESTROs sÍmbolos

HIMNO PROVINCIAL TRABUN MAPU

I
Creció en el compromiso de una raza vigente
Con el cielo en los lagos todo el viento en la voz.
Con una fe de siempre nutriendo primaveras
Y un paisaje de tiempo que lo llenó de amor.

II

Se bautizó en la gloria del agua cantarina
Venido de la nieve divino manantial
Y en la Pehuenia madre nació su flor extraña
Que al soñar lejanías echó la vida a andar.

Estribillo

Neuquén es compromiso
Que lo diga la patria
Por que humilde y mestizo
Sigue siendo raíz.
Del árbol esperanza
Mana cordillerano
Que madura en Nguilleu
El fruto más feliz.
Y su tahiel mapuche
Hoy es canto al país.
Neuquén, país, país.

III

El porqué de su idea entró a mirar distancias
Y descubrió otra aurora de pie sobre el Lanín;
Y vio por vez primera la piel de hombres distintos
Y sin perder su estirpe fundió una nueva piel.

IV

Un presagio de machis le corre por la sangre,
Multiplicando panes igual que Nguenechén
Su vocación de pueblo palpita en los torrentes
Y estalla en soles lejos con otro amanecer.


LETRA: Osvaldo Arabarco
MÚSICA: Marcelo Berbel.

EL HIMNO

Sancionado por ley 1932 de la Honorable Legislatura Provincial, el día 13 de Noviembre de 1991 y modificado en su música por ley 2335 el 26 de octubre de 2000.
Ley Nº 2335: Conságrese como Himno Provincial del Neuquén a la composición poética “Neuquén Trabun Mapu” que significa en mapuche “ Pacto o tratado de la tierra “ escrita por los señores Osvaldo Arabarco y Marcelo Berbel, con música compuesta por este último en su versión original, cuya partitura forma parte de la presente ley”.

Bajar el archivo MP3 del himno provincial(2000 Kb)


LA BANDERA

Fue adoptada en el año 1989, mediante la ley 1817/89, de la Legislatura del Neuquén y tiene los colores de la bandera nacional simbolizando la pertenencia de Neuquén a Nación.
En su banda blanca se ven varios elementos del escudo: los laureles, las estrellas, el pehuén, el volcán Lanin, y a sus pies se agrega la estrella federal.

Autor del diseño de la bandera y escudo: Mario Aldo Mástice


EL ESCUDO

Sancionado por ley Provincial Nº 16 con fecha del 19/09/1958.

Su interpretación:

“… Su forma estilizada y el equilibrio todo se trasunta su figura, es el sentir del siglo que vivimos, el adelanto y la superación. Los laureles y el sol- parte de Nuestro Escudo Nacional- simbolizan el legado de la gloria y libertad heredado de nuestros mayores y junto con el azul celeste y blanco, son testimonios de argentinidad. La figura del “Lanín” la más bella expresión de nuestra cordillera nevada, por la majestuosidad de su forma- milagrosamente perfecta y por la imponencia de su cúspide bravía, representa junto con “El Pehuén” (nuestro árbol típico) el Neuquén de la leyenda y indio, el del arcano telúrico, el de la historia nunca aprendida. Las dos manos en actitud de ofrenda dan sensación de naturaleza que prodiga, dispensa sus dones a esta tierra del Neuquén.
Los extremos de sus dedos sostienen una diadema de dieciséis estrellas que corresponden a cada uno de los departamentos que componen la provincia, simbolizando con esta representación, su vida, sus afanes, su indivisibilidad y su venturoso porvenir. Por último, de entre sus palmas extendidas se desprende un río caudaloso, típico de montaña- como el Limay y el Neuquén- que sintetiza en su figura, el significado de impetuoso, fuerte y arrogante del vocablo araucano “Neuquén” así como de la provincia que adoptó su nombre.

LA MUTISIA (Flor Provincial)

Es como una hermosa estrella brillantemente anaranjada, de 8-10 cm de diámetro con 12 pétalos. Es una planta perenne, enredadera, de hojas lanceoladas, terminadas en un zarcillo para trepar sobre arbustos y árboles. El fruto es como un panadero plumoso. Florece desde Diciembre hasta Abril. Fue declarada flor provincial mediante ley y es la parte principal del isotipo de la Subsecretaría de Turismo de Neuquén.


Leyenda de la Mutisia

No haber escuchado el augurio anunciado por tres gritos alarmantes emitidos por el pun triuque o ¨chimango de la noche¨, es el motivo de viso mágico que da origen a la leyenda aborigen sobre la flor de la mutisia, llamada quiñilhue por los mapuches del Neuquén. Corresponde al acervo folklórico del Parque Nacional Lanín y ha sido recogida de labios de Alfredo Namuncurá por la señora Bertha de Koessler Ilg, de San Martín de los Andes, Provincia del Neuquén
Duerme la grey en lo profundo de la noche .La machi o hechicera de la tribu vela. Cuida la sangre sagrada del animal sacrificado junto al rahue o ara, en la rogativa del nguillatún.
De pronto el silencio se interrumpe por el graznido del pun triunque que lanza su grito de alerta. La machi sabe que este grito es signo de mal presagio para aquellos que traman algo malo entre las sombras. Se estremece y sobresalta. Sin embargo nada decide por de pronto. Espera. Mientras sus ojos se esfuerzan en un intento de traspasar las tinieblas, oye un ruido sospechoso. Es la hija querida del cacique que se escapa furtivamente con un joven que es nada menos que el hijo del cacique de la tribu enemiga, con la que poco antes la suya había combatido a muerte, sin apagarse el rencor. Fue este el peligroso suceso anunciado por el pájaro agorero.
La machi entiende la fuga, a pesar del lúgubre vaticinio del ave, merece un condigno castigo, pero resuelve exponer primeramente el caso al Pillán o deidad de su devoción. En su invocación le pregunta: - ¿Debo o no dar parte del rapto al padre de la niña? Como el pillán le respondiera que si, la machi acude al toldo del cacique y le delata la fuga de su hija.¡ Nunca la hubiera hecho!.........¿ Por segunda vez se oye la voz alarmante del pun triuque!
Furibundo el cacique, ordena la búsqueda y castigo de los prófugos. Estos muy pronto son apresados y traídos a presencia del cacique y la tribu. Inmediatamente son juzgados y condenados. De nada les vale alegar que ambos se habían dejado llevar por un impulso irresistible y que deseaban casarse a usanza de la tribu. Es inútil. No participar del odio y rencor que ésta mantiene con la enemiga, es un grave delito que exige un ejemplar castigo.
Se dispone quitarles la vida. Ante esta sentencia que no admite apelación, el pun triuque grita por tercera véspero en forma tan aflictiva y doliente, que parece humana imploración. Sin embargo nadie repara en el fatídico anuncio.
Los jóvenes son maniatados y expuestos desnudos a la befa y vituperio de la turba que con lanzas y machetes les infligen la más horrible de las muertes. Sus hermosos cuerpos, dignos de las alabanzas de los dioses, son reducidos a piltrafas sangrantes que se dispersan para alimento de los perros, pues ni sepultura se les concede.
A la mañana siguiente, los ejecutores de tan bárbaro crimen se asombraron un hecho extraordinario. En el lugar del suplicio y ejecución de los jóvenes amantes, habían nacido flores de plantas nunca vistas hasta entonces.
Eran unas hermosas flores circulares, parecidas a alas margaritas, pero de largos pétalos carnosos de color rojo, que expandían su tersura hacia el sol al que perecían reclamarle un rayo de ternura ¨¡ Quiñilhue! ¡ Quiñilhue.. ¨ exclamaron aterrorizados los primeros que las vieron y Quiñilhue les quedo como nombre.
Las flores eran producidas por una enredadera que se abrazada a los árboles y arbustos, tal cual se abrazara la infortunada pareja cuando el cacique la expuso al escarnio de la tribu.
Desde entonces los mapuches avergonzados y arrepentidos, empezaron a venerar la flor Quiñilhue, llamada Mutisia por los huincas u hombres blancos. Estos ignoran que ella recuerda un martirio impuesto por hombres injustos en la tierra; pero las almas representadas por la flor de pétalos bermejos amparadas por Futa Chao en el país del cielo, seguirán amándose felices más allá del trance que llamamos muerte.

Fuente: Del libro de Gregorio Álvarez ¨El Tronco de oro¨ -Buenos Aires -1968

Ley de declaración de la Mutisia como flor provincial (50 Kb)

 
   
. Neuquén Capital
. Villa El Chocón
. Resto de la zona
. Aluminé
. Junín de los Andes
. San Martín de los Andes
. Villa La Angostura
. Villa Pehuenia
. Villa Traful
. Copahue - Caviahue
NOTICIAS DEL SECTOR